Se separan Defensa do Monte y Planificación e Ordenación Forestal

//Se separan Defensa do Monte y Planificación e Ordenación Forestal

La Xunta separa la planificación forestal y la extinción de incendios forestales

En el Consejo de Gobierno del 5 de diciembre la Xunta de Galicia tomó la decisión de separar en dos direcciones generales las responsabilidades de la prevención y extinción de incendios y las de planificación y ordenación forestal. El nuevo organigrama de la Conselleria do Medio Rural queda con cuatro direcciones generales: Defensa del Monte; Planificación y Ordenación Forestal; Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias y, por último, Desarrollo Rural.

Con esta medida las competencias en materia forestal estarán repartidas entre estas dos nuevas direcciones generales: Defensa do Monte y Planificación e Ordenación Forestal.

Xunta de Galicia, Dirección general de Planificación Forestal y Ordenación

La recuperación de los montes de pinos será una de las prioridades que quiere indicarle el Cluster de la Madera a la nueva dirección general de Planificación y Ordenación Forestal. Foto Ismael Muñoz

La dirección general de Defensa do Monte será la responsable de la defensa contra los incendios desde el punto de vista de la prevención y de la extinción, además se encargará de la coordinación de todas las administraciones con competencias en la lucha contra los incendios; impulsará los trabajos de selvicultura preventiva; coordinará el programa de quemas controladas; desarrollará un Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales dentro de cada plan de ordenación de los recursos naturales y “asumirá la tarea de impulsar, comprobar y exigir la elaboración de los planes municipales de prevención y defensa contra los incendios forestales”. Al frente de ella continuará Tomás Fernández Couto.

La nueva dirección general de Planificación e Ordenación Forestal asumirá las competencias de ordenación, fomento y mejora de la producción forestal; la gestión integrada contra plagas; la supervisión de los proyectos de obras; el control y certificación de los materiales de reproducción, entre otras cuestiones. El director general será José Luis Chan, una persona con mucha experiencia en el sector forestal no en vano ha sido subdirector general de Recursos Forestales, conocedor por tanto de las necesidades del sector forestal gallego.

La propia comisión parlamentaria, creada a raíz de los incendios de 2017, hizo esta misma propuesta en su dictamen sobre las reformas de la política forestal, la prevención y extinción de incendios en Galicia. En concreto en la número 38 dice textualmente: “Co fin de que a política forestal non se vexa absorbida pola actividade de prevención e extinción de incendios, a Comisión recomenda que no seo da Consellería do Medio Rural haxa una distinción clara e unha separación nítida entre o conxunto do dispositivo de extinción de incendios e as unidades directivas encargadas da planificación, xestión e ordenación forestal”.

Un buen recibimiento en la cadena de valor de la madera

La noticia ha sido muy bien recibida por el sector forestal ya que se trata de una vieja reivindicación. El Cluster de la Madera de Galicia, que engloba a toda la cadena de valor de la madera, ha calificado la decisión como “una de las grandes alegrías del año” por tratarse de lo que consideran “una de las aspiraciones históricas del sector”. En su opinión “la separación de presupuestos y objetivos en una dirección general diferenciada es fundamental para la cadena de valor de la madera para conseguir poner en valor el medio rural”.

cluster de la madera

Presentación a la prensa de los objetivos del Cluster de la Madera de Galicia para 2019. Foto Cluster de la Madera

Queda por ver cómo será el reparto del presupuesto entre las dos nuevas direcciones generales. Para Juan Picos, profesor de la Escuela de Ingeniería Forestal de Vigo, “la transparencia en los presupuestos será otro de los beneficios de esta nueva organización. Se verá claro a dónde va cada euro que se destine al mundo forestal. Si hay que gastarse el 80 % del presupuesto en extinción de incendios gastese, pero tendrá que decirse y argumentarse para que sepa la sociedad realmente en qué se gasta el dinero. La sensación que se tenía es que se invertía mucho dinero en el sector pero lo cierto es que ese dinero no llegaba nunca al propietario para gestionar sus montes.” Hay que recordar que el 98 % de la superficie forestal gallega es privada.

Frente a una primera reacción de quienes consideran que separar la extinción de la gestión es un error al tratarse de una misma realidad, Juan Picos considera que “hay que tener una visión positiva de lo que ha sucedido porque en realidad son dos subdirecciones generales que ahora adquieren rango de dirección general. Vamos a tener en la Consejería dos forestales con rango de directores generales, uno encargado de la prevención y extinción de incendios y el otro de planificación y ordenación de la actividad forestal”.

El concepto y la organización de la defensa del monte frente a los incendios forestales seguirá teniendo un claro componente forestal. “Lo que sucedía hasta ahora -comenta Juan Picos- era que las urgencias de los incendios forestales se comían la medicina general. Era como si tuviéramos de director del hospital al director de urgencias. Como siempre tendría vidas que salvar en el departamento de urgencias se priorizaba esa actuación frente a otras necesidades. Y la verdad es que necesitamos mucha más medicina de familia y menos urgencia”.

Y continúa, “sin desmerecer el trabajo del director general hasta ahora, que siempre ha estado al pie del cañón y muy comprometido, lo que sucedía es que lo urgente nos impedía hacer lo importante: favorecer la agrupación de propietarios forestales, realizar planes de ordenación, controlar la cadena de custodia de la madera que viene de fuera, deslindar los montes vecinales, en definitiva hacer política forestal”.

En esta misma dirección se manifestaba ayer el Cluster de la Madera al presentar sus objetivos para 2019: “la transferencia de los montes de gestión pública a sus propietarios; la compensación a los montes que no son rentables económicamente y poner fin a la madera que llega a Galicia sin cumplir los requisitos de trazabilidad”. Reconocieron que en este sentido, “la certificación forestal está cambiando el mundo en cuanto a su defensa de la sostenibilidad”.

Algunas voces dentro del ámbito forestal han expresado en público la primera duda que ha provocado esta decisión: ¿habrá coordinación entre los dos nuevos departamentos?
Juan Picos está convencido de que “habrá coordinación sin lugar a dudas, esa es su obligación porque además son dos partes de una misma cosa, solo que ahora se podrán disociar los ritmos de cada una de ellas”.

Ismael Muñoz
@Ismaelnatura

2019-04-26T10:36:04+02:0011 diciembre, 2018|Categorías: Gestión Forestal|Etiquetas: , |Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

Usamos cookies para poder ofrecerte mejor contenido. Configuraciones Ok

Analítica

Usamos herramientas de analitica para poder medir los intereses de nuestros lectores, y así ofrecer el mejor contenido en base a estos.

Marketing y reMarketing

Usamos analiticas de terceros para poder ayudar a nuestros anunciantes.