118.899.000 € para política forestal

//118.899.000 € para política forestal

El presupuesto del Ministerio de Agricultura en política forestal para 2019 es de 118.899.000 €

El Gobierno de España presentó ayer los Presupuestos Generales del Estado para 2019 en el Congreso de los Diputados. Se trata de unos presupuestos marcados por la incertidumbre política por cuanto no es seguro, dado la actual distribución de fuerzas políticas en el Parlamento, que puedan ser aprobados. Pero, aún en el caso de que no se aprobasen, desde el 1 de enero de 2019 se prorrogaron automáticamente los presupuestos de 2018 con lo que algunas de las partidas que detallamos a continuación variarían ligeramente. Interpretaciones al margen, os comunicamos las principales partidas relacionadas con el medio forestal a las que se dedicará la inversión pública en el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación.

presupuestos, política forestal

Foto Eural

Los PGE reconocen la importancia de los terrenos forestales al suponer el 54 % del territorio nacional por lo que los considera “parte del desarrollo rural”. Dicen los PGE que los terrenos forestales realizan “múltiples funciones que benefician a la población urbana, progresivamente más numerosa en nuestro país y más necesitada de sus servicios ambientales. También aportan importantes beneficios a la población del medio rural como agente generador de empleo, especialmente dedicada a su conservación y gestión, y también de rentas como fuente de diversos aprovechamientos”.

Consideran los PGE a los “montes” fundamentales en “el desarrollo social y económico del país, así como en el mantenimiento de servicios esenciales como el ciclo del agua, la protección de asentamientos urbanos e infraestructuras y en el ciclo de carbono”, por lo que “exige la atención de los poderes públicos para garantizar su protección, conservación, mejora y restauración”.
Por todas estas razones los PGE consideran necesario invertir para mejorar “la sostenibilidad de los diferentes montes, su integración ambiental y la potenciación de sus vínculos con el desarrollo rural”. Los PGE se concretan en esta ocasión en el programa 417A “Desarrollo de la Política Forestal” que será desarrollado por la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal a través de la Subdirección General de Política Forestal.

Hay que recordar que las competencias en gestión del territorio son de las Comunidades Autónomas por lo que los PGE recuerdan que la labor de la Administración General del Estado es la de coordinar y liderar políticas, así como “dar un apoyo económico par a poner en práctica estas políticas”.

Principales objetivos de la política forestal

Buena parte de las actuaciones concretas que desarrollará el Ministerio se incluyen en la medida 8.4 del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 cofinanciado por FEADER

Acciones prioritarias de restauración hidrológico forestal y lucha contra la desertificación: 17.000.000 €
Actuaciones dirigidas a mitigar los procesos de desertificación mediante actuaciones hidrológicoforestales.
Primeros trabajos de restauración de grandes incendios forestales

Defensa, prevención y extinción de incendios forestales: 83.500.000 €
Acciones de prevención de incendios forestales y apoyo a las labores de extinción, fundamentalmente con medios aéreos, tanto la flota de aviones anfibios de alta capacidad pilotados y mantenidos por el Ejército del Aire como los medios aéreos contratados y las 10 brigadas de refuerzo contra incendios forestales, junto con las brigadas de labores preventivas (BLPs) y los equipos de prevención de incendios forestales (EPRIF). En 2018 participaron “73 medios aéreos, 1.000 efectivos de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales y, conjuntamente con el Ministerio de Defensa, la Unidad Militar de Emergencias (UME)”.

Conservación y mejora de recursos genéticos forestales: 3.444.000 €
Mejora genética y conservación de especies y recursos genéticos forestales mediante los programas de mejora y conservación de la red nacional de centros de recursos genéticos forestales y el desarrollo de la Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de los Recursos Genéticos Forestales.

Información, sumideros forestales de carbono y gestión forestal sostenible: 13.855.000 €.
Continuación con el Inventario Forestal Nacional.
Seguimiento de plagas y enfermedades a través de la red de daños en bosques.
Difusión, comunicación y puesta en valor de las producciones forestales.

Control de la legalidad de la madera comercializada: 1.100.000 €
cumplimiento de los compromisos internacionales de España y de los reglamentos europeos en relación con la legislación, gobernanza y comercio de productos forestales (reglamentos FLEGT y EUTR)

Declaración de intenciones del Gobierno

Pero si el dinero que se dedica a los terrenos forestales viene principalmente de la Unión Europea vía Plan de Desarrollo Rural, leyendo los PGE pueden intuirse cuáles serán las prioridades en esa negociación de la futura Política Agraria Comunitaria, la que irá del periodo 2021-2027, en la que se prevé un descenso importante de los fondos. “De cara a la negociación de la PAC será necesario cerciorarse de que los pagos directos jueguen un papel central en la PAC del próximo marco en apoyo de las pequeñas y medianas explotaciones, lograr que los pagos desvinculados de la producción sean un elemento de estabilidad para los agricultores y que la ayuda básica a la renta se defina de modo que los apoyos se fijen con criterios objetivos y no discriminatorios”.

Recientemente, Juntos por los Bosques envió una carta al ministro Luis Planas solicitando una reunión para que el sector forestal estuviese presente en el proceso de negociación del próximo marco financiero de la PAC. Estimaban imprescindible que el Pilar II de la PAC tuviese mayor peso económico en detrimento del Pilar I que, en su opinión, “no ha logrado los objetivos marcados de evitar la despoblación rural”. La táctica es relacionar la inversión pública en gestión forestal con la despoblación rural. A mayor inversión en gestión forestal menos despoblación rural. En opinión de Eduardo Rojas, coordinador de Juntos por los Bosques, “la política forestal es la más importante para la cohesión social porque la despoblación está directamente relacionada con el abandono de la política forestal”. A esta posibilidad se agarra el sector forestal que defiende los bosques, esos mismos bosques a los que toda la sociedad reconoce su enorme aportación en servicios ambientales y que, sin embargo, tan escasa inversión pública reciben a cambio si la comparamos con la que reciben los terrenos agrícolas a través de la PAC, “precisamente los que ocupan las mejores tierras, las más productivas y mejor comunicadas, las que menos problemas de despoblación rural tienen”, comenta Eduardo Rojas.

Ismael Muñoz
@Ismaelnatura

2019-04-26T10:45:48+02:0015 enero, 2019|Categorías: Gestión Forestal|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

Usamos cookies para poder ofrecerte mejor contenido. Configuraciones Ok

Analítica

Usamos herramientas de analitica para poder medir los intereses de nuestros lectores, y así ofrecer el mejor contenido en base a estos.

Marketing y reMarketing

Usamos analiticas de terceros para poder ayudar a nuestros anunciantes.