Todo quedó en un susto

El helicóptero de la BRIF de Tabuyo del Monte (León) sufrió hoy, alrededor de las tres de la tarde, un accidente cuando se disponía a cargar agua en un río. Tanto el piloto como el copiloto, que eran los únicos a bordo del helicóptero, se encuentran en perfecto estado. El resto del equipo de la BRIF se encontraba en el incendio de Belmonte de Miranda en Asturias

helicóptero-brif-accidentado

Puede observarse el rotor de cola dañado. Foto ATBRIF

La maniobra de cargar agua en un río con corriente y con abundante vegetación en las orillas es muy difícil y, en ocasiones, peligrosa, según los expertos consultados. Cualquier rama que sobresalga del resto de la vegetación puede tocar el rotor de cola o el principal y originar un accidente. En este caso, puede observarse que el rotor de cola está dañado, todo parece indicar que colisionó, con vegetación.

A falta de comprobar las circunstancias del accidente, por la colocación del helicóptero y los daños que se observan, los expertos consultados califican de muy buena maniobra la del piloto para evitar daños mayores.

brif-Tabuyo-autobús

Los componentes de la BRIF de Tabuyo que se encontraban en el incendio tuvieron que volver a la base en autobús

Fuentes de la BRIF de Tabuyo nos han confirmado que todos los integrantes de la cuadrilla han vuelto en perfecto estado a la base en autobús. Y califican el accidente como “gajes del oficio”, “como si fuese un accidente normal de coche”.

Las muestras de solidaridad y apoyo se han sucedido toda la tarde en Twitter. Compañeros de otras BRIF y de otros dispositivos de extinción de incendios del resto de España, así como distintos pilotos de extinción, han felicitado a los tripulantes del helicóptero. “El simple hecho de volar conlleva peligro y si lo haces en un incendio forestal todavía más”.