Los bosques y su importancia en la COP25

Terminó la COP25 en Madrid y la palabra fracaso ha sido la más repetida en todos los medios de comunicación por los distintos actores sociales, científicos y políticos que han participado en esta cumbre. Los resultados obtenidos en forma de compromisos no se corresponden con la urgencia que los propios gobiernos transmiten a sus ciudadanos. Sin embargo, los bosques han tenido una notable presencia en distintas ponencias, jornadas, diálogos y mesas redondas aunque esto no se haya traducido en un compromiso político.

La exigencia a la sociedad de que cambie hábitos y actitudes para combatir el cambio climático no se corresponde con la capacidad política para llegar a acuerdos que vayan en esa dirección.

Hemos querido preguntar al sector forestal español qué valoración hacen de la presencia de los bosques en esta cumbre y en los compromisos alcanzados. Es la primera vez que se celebraba en España y ha sido una experiencia para todos participar en ella y lanzar los mensajes que se creían necesarios. Asociaciones y administraciones se han volcado en organizar jornadas con la intención de dar al sector forestal la visibilidad que necesita. ¿Qué balance podemos hacer de esta participación? Estas son las opiniones de algunos de los representantes del sector forestal.

Eduardo Rojas Briales, decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes

«Los bosques y su gestión activa han tenido un considerable protagonismo en la COP25 de Madrid. En primer lugar, por el progresivo reconocimiento que las sucesivas publicaciones del IPPC se ha hecho del positivo rol de los bosques tanto como sumideros de carbono, como para el albedo terrestre o el potencial de mitigación de su gestión activa. En paralelo a la COP25, la nueva presidenta de la Comisión Europea, von der Layen, presentó el Green New Deal, eje central de su mandato reconociendo un papel fundamental a los bosques. Finalmente, el sector forestal consiguió una considerable visibilidad a través de numerosos eventos paralelos organizados tanto por la ONU y otros organismos internacionales (CIFOR, ICRAF), como por la Presidencia chilena, Juntos por los Bosques y otras entidades del sector forestal español, alcanzando un considerable impacto».

José González Granados, decano presidente del COITF.

«Desde el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural nos parece que se ha perdido una gran oportunidad para llegar a un consenso en la apuesta definitiva por los bosques y su gestión sostenible a nivel mundial, o por lo menos en Europa, dada su fundamental importancia en la lucha contra el cambio climático. La COP25 ha pasado de hurtadillas en la concreción de medidas políticas concretas y efectivas relacionadas con la desforestación, incendios forestales, gestión y ayudas económicas al sector forestal (como se hace desde hace mucho tiempo con el sector agrícola con la PAC) y se ha centrado mucho más en macroeconomía, tecnología, energía y gestión de residuos. Desde el COITF sentimos una gran decepción ya que no han sido capaces de hacernos soñar con un mundo de bosques bien gestionados donde hay que recordar que se concentra casi el 80% de la biodiversidad del planeta».

Marta Corella, alcaldesa de Orea y coordinadora de la Comisión Nacional de Municipios Forestales

«Se han desarrollado muchas actividades y ponencias organizadas desde muchos sectores relacionados con los bosques con el fin de que tuvieran presencia en esta COP. La pregunta es ¿hemos tenido el impacto que esperábamos?. Sinceramente no puedo responder en un sentido u otro. Tengo la impresión de que hemos hablado para convencidos. Sin embargo, había que estar y volveríamos a hacerlo. Nos queda mucho trabajo por hacer para que la sociedad entienda que los bosques son entes vivos y complejos en los que es necesaria la presencia humana que los gestione y no se queden abandonados a su suerte».

 

Felipe Bravo, presidente de la Sociedad española de Ciencias Forestales

felipe-bravo-secf-iufor

Felipe Bravo, presidente de SECF

«En la parte social del evento, el sector forestal en su conjunto ha estado bien representado con numerosas actividades organizadas por distintas asociaciones. La respuesta del sector ha sido muy buena a pesar del escaso margen de tiempo con el que se contaba. En la parte del compromiso político la decepción es la palabra que se aplica a nuestro sector y que, probablemente, se pueda aplicar al resto de sectores. Todo queda aplazado para más adelante. En nuestro país, como aspecto positivo, hay que destacar la reactivación del Consejo Forestal Nacional unos meses antes de esta cumbre».

 

 

Miguel Ángel Soto

Miguel Ángel Soto, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace

Migue Ángel Soto, responsable de la campaña de bosques de Greenpeace España.

«Para Greenpeace la COP25 ha sido una cumbre decepcionante donde hemos visto nuevamente el intento de algunos países y líderes políticos de mercantilizar el medioambiente y convertir los sumideros forestales en una excusa para no reducir emisiones y seguir contaminando. Preferimos una falta de acuerdo sobre el Artículo 6 del Acuerdo de París a un mal acuerdo que comprometa la lucha contra la Emergencia Climática. También es fundamental que, además de la COP, se abran otros ámbitos de debate y decisión política que no estén contaminados por la influencia de los grupos de presión de la industria de los combustibles fósiles».

 

Miguel Ángel Duralde. Presidente de ASEMFO

miguel-angel-duralde-asemfo

Miguel Ángel Duralde, presidente de ASEMFO

«ASEMFO valora positivamente el papel que la COP25 ha dado a los bosques coincidiendo con la presentación del Green Deal Europeo, que prevé el desarrollo de una nueva Estrategia Forestal de la UE en 2020, con objetivos claros de repoblación forestal efectiva y la conservación y restauración de los bosques en Europa, para ayudar a aumentar la absorción de CO2, reducir la incidencia y extensión de los incendios forestales, proteger la biodiversidad y promover la bioeconomía. ASEMFO apuesta porque este pacto tiene que traducirse en presupuestos claros y acciones concretas para que los resultados de la COP25 sean reales y no sólo grandes declaraciones».

 

Patricia Gómez, gerente de Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España COSE

patricia-gomez-gerente-cose

Patricia Gómez, gerente de COSE

«Esta COP se ha centrado en el compromiso de reducir emisiones pero muy poco acompañado por el compromiso paralelo de absorberlas. Hay margen para que determinados sectores reduzcan sus emisiones pero hay que reconocer el valor de los sectores que son capaces de fijar gases de efecto invernadero porque las emisiones van a existir siempre. Esto solo lo pueden hacer los océanos, los suelos y los bosques. Y solo estos últimos son sumideros gestionables para que fijen más carbono, se adapten a las nuevas condiciones y puedan seguir dándonos sus bienes y servicios. El nuevo Green Deal de la Unión Europea, que pretende que seamos países neutros en emisiones, no se pueden conseguir sin los bosques. Y su protagonismo no se ve en las negociaciones del cambio climático. Necesitamos más bosques gestionados«.

 

Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España

Gonzalo-Anguita-FSC-España

Gonzalo Anguita, director FSC España

“Se ha celebrado en Madrid la vigésimo quinta cumbre marco de cambio climático de las Naciones Unidas. Continuando con los acuerdos de París, los bosques han gozado de un protagonismo inédito si comparamos con el pasado. Tuve la ocasión de asistir a numerosos actos en los que los bosques fueron los protagonistas y en los que FSC participó activamente. En general, celebro este encuentro entre organizaciones amigas que promueven una sociedad transformada no dependiente del consumo de fósiles. Y celebro que se cuente con los bosques, aunque los resultados de la cumbre han sabido a poco, y la comunicación haya sido insuficiente, bastaba leer incrédulo las principales cabeceras del país, reconociendo aun así que nunca se han llevado estos temas como estos días pasados en los principales medios de difusión públicos y privados.

Esperemos que, tanto a nivel mundial como a nivel nacional, se incorpore de verdad la gestión forestal en las políticas como estrategia de mitigación frente al cambio climático, teniendo en cuenta su papel reservorio de carbono pero no menos importante como refugio de biodiversidad y en los servicios fundamentales que los bosques prestan para la vida».