Alberto Solana, un optimista luchador

Entrevistamos a Alberto Solana para Osbodigital e inauguramos con él una serie de entrevistas a los profesionales de la prevención y extinción de incendios forestales.

Aún no teníamos pandemia, pero él ya luchaba por su vida contra un enemigo invisible, que se hacía presente en lo físico, pero que no alcanzaba su espíritu luchador y persistentemente optimista.

Planificaba un viaje a Polonia con su familia y me permití aconsejarle para su visita a esa Varsovia que tan bien conozco.
Comimos por su indicación en Casa Carmela. Durante la comida hablamos de nuestro tiempo de estudiantes en Madrid, de nuestros fines de semana en el centro de rehabilitación de animales de la Casa de Campo, de su trabajo en Valencia, de sus incendios

Seguimos charlando en una conversación fluida en una terraza frente al mar Mediterráneo, contemplando esa costa levantina que tanto amamos los madrileños. Nos envolvía esa luz que difumina los contornos, hace reverberar el aire y lo envuelve todo en una claridad mágica sin igual.

Sigo hoy recordando a Alberto hablando, envuelto en ese carisma de gente sencilla y simpática.

El viernes pasado conocimos la mala noticia: nos acababa de dejar este buen profesional y mejor persona. Descanse en paz.

Miguel Ángel Porrero