Galicia quiere alcanzar 10,9 millones de m³ de madera al año

La Xunta se ha marcado como objetivo del sector forestal gallego superar los 10,9 millones de metros cúbicos de madera con uso industrial. Según sus cálculos, supondrá un incremento de la facturación de la cadena monte-industria en un 8 %, hasta conseguir los 2.700 millones de euros anuales y permitirá alcanzar 25.000 puestos de trabajo. En 2019 se cortaron algo más de 9 millones de m³ en Galicia. Para el consejero de Desarrollo Rural, José González, el sector forestal “es una de las principales fuentes de creación de riqueza y empleo en el rural gallego”.

galicia-ayudas-selvicultura-osboSeñaló el consejero, José González, la importancia de tres acciones legislativas para lograr este objetivo. La primera la Ley de recuperación de la tierra agraria, que contempla tanto los usos agrícola y ganadero como forestal, favorece a las agrupaciones forestales de gestión conjunta y apuesta por los polígonos forestales.

La segunda el desarrollo del Plan Forestal de Galicia 2021-2040, “una herramienta necesaria para comenzar a ahondar en el papel de la silvicultura y la gestión forestal como mecanismo fundamental para conseguir un territorio resiliente, un monte ordenado y con biomasa controlada que, además de ser fuente de riqueza, no arda o tenga menos posibilidades de arder”.

La tercera es la futura ley de lucha integral contra los incendios forestales, que marca la clave de la defensa precisamente en la gestión del territorio.

Entra las acciones concretas que permitirán ese objetivo de producción señaló el consejero la diversificación del monte gallego, a través de los planes estratégicos del castaño y del pino.

En segundo lugar, señaló la estrategia de la Xunta a favor de la digitalización y descarbonización, con el objetivo de acelerar los procesos productivos del sector, incidir en la simplificación administrativa, ahondar en el consumo y acumulación de información actualizada y fiable y conseguir políticas kilómetro cero o de cercanías.

En tercer lugar, la elaboración continua del Inventario Forestal de Galicia, que aporta conocimiento e informatización el territorio forestal gallego para tomar decisiones.

Y, por último, la tramitación telemática de las talas, la simplificación administrativa de estos procesos, el Observatorio forestal y la detección satelital de las talas.

El director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, señaló que la bioeconomía y la economía circular, son guías de esa gestión forestal. Y abogó por que el sector forestal ahonde en su carácter “responsable, transparente y maduro”, al apostar por una gestión forestal activa, pero sostenible, basada en un monte multifuncional y con futuro. Algo que, resaltó, “constituye una exigencia social irrenunciable”.